mamaenrosa

domingo, 9 de octubre de 2016

OTRA DESPEDIDA

¡¡Hola chic@s!! ¿Qué tal ha ido vuestra semana? La mía sin parar, además con cambios. La semana pasada nos llamaron del colegio de Daniel  nos dijeron que se había quedado una vacante para Candela así que esta semana la gorda ha empezado en su nuevo "cole". la verdad que nos ha dado mucha pena, porque ya estaba muy adaptada en al guardería, quería mucho a su profe y estábamos muy contentos, pero es menos jaleo para nosotros, y en un futuro iba a ir porque también es cole de mayores, así que el cambio ha sido antes de lo esperado. Es una jabata y se ha adaptado genial, se queda un poco llorando, pero nos dice su profe que la dura un segundo y que el resto del día ¡¡está muy muy feliz!!!!

¿Qué os pareció el post anterior? ¿Os gustó? Bueno pues este, va dedicado a otra persona. A una princesa  (mayor) que decidió irse hace casi un mes, sí, mi otra abuela murió a mediados de septiembre.
Parece que se han puesto de acuerdo porque ¡¡en 4 meses se me han ido las dos!!
Mi abuela Goya, era la abuela consentidora, nos daba todos los caprichos que queríamos, y a escondidas de mi abuelo para que no la dijera nada, y tampoco se enteraran mis padres.... (jajaja).
Ha sido un golpe duro, porque aunque era ya mayor (93 años), estaba genial,  para nada era dependiente, y pese a que tenía una persona que le ayudaba en casa, ella hacía el resto sola.
Se me han ido las dos tan rápido, tan juntas... que todavía no me creo que vaya al pueblo y no vaya a estar con ellas.
Mi abuela Goya este verano estaba un poco "floja", la muerte de mi abuela Toña no la había asimilado bien, pero la verdad que se recuperó bastante y la compañía de sus bisnietos la dieron de nuevo vida y alegría.

La foto que os pongo es de este verano con Candela y Daniel.





Y lo mejor que nos han dejado mis abuelas son sus "niñas" (porque aunque los que me conocéis lo sabéis, pero otros muchos no: tengo dos tías, una con síndrome de Down y otra con epilepsia y sordomuda), a las que han cuidado toda su vida, se han desvivido para que no las faltase de nada y ahora nos lo han delegado a nosotros.

Muchos pensaréis que es una carga, pero nosotros no lo vivimos así, porque lo mamas cuando eres pequeña, y no es que las quieras como unas tías más, si no que las quieres mucho más todavía, y les das todo el amor del mundo porque así te lo han enseñado tus padres y abuelos.

Bueno chic@s, espero que os haya gustado mi pequeño homenaje.

¡¡Muchos besitos!!!

Noemí


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Author